Diccionario alternativo del social media, tercera entrega

Startup. Empresa que también podríamos denominar “toma el dinero y corre antes de que se den cuenta”. Es utilizada por los medios de comunicación para llamar estúpidos a la cara al 99,9% de la población, en especial a las personas más desfavorecidas y en paro, presentando ejemplos exitosos de ideas de negocio basadas, sobre todo, en apps para dispositivos que nunca podrán poner en marcha porque no tienen la formación, los contactos o el morro necesario para ello. Será la próxima burbuja en estallar, no sabemos si antes o después de la del social media. Las puntocom son su espejo.

Avatar: Nombre molón de la fotografía de un usuario en redes sociales o blogs.

Brainstorming. Bastante desvirtuada, antiguamente era una reunión de trabajo en la que los asistentes proponían ideas para resolver un problema concreto. Ahora mismo, tan sólo se trata de reuniones de adolescentes funcionales jugando a empresarios, que tratan de decidir qué fotografía o video colgar ese día en el perfil de Facebook de su empresa ficticia, si el de gatitos o el de citas filosóficas moñas. Al final no llegan a ninguna conclusión, porque todos se creen demasiado listos como para dar su brazo a torcer.

Experto: Persona con tendencias antisociales que se han convertido en comunicador con la llegada del mundo virtual. Antiguamente eran los rarit@s de la clase, ahora son los que molan, porque saben editar en Premiere y tienen una cámara réflex con la que sacan fotos a todos los rincones de su casa y a ellos mismos frente al ordenador, después las cuelgan en sus exitosos blogs de consejos para futuros social media.

Crowfunding. Nueva versión del pedigüeño o sableador, pero en online. Como todo en este nuevo mundo, se le ha rebautizado para darle más empaque, pero su función consiste, básicamente, en chantajear emocionalmente a conocidos y familiar para que aflojen la mosca. Después, si es posible que algún despistado también caiga en las redes, pues mejor que mejor. Es el vehículo perfecto para que los cuentistas den a conocer lo que ellos llaman sus proyectos.

Alberto Amor Jimenez

Facebook Twitter LinkedIn Google+ Flickr YouTube